setas

Los beneficios para la salud de las setas incluyen la pérdida de peso, el alivio de los niveles altos de colesterol y la diabetes. Son una fuente rica de fibra, selenio, vitamina C y vitamina D, y también ayudan a aumentar la fortaleza de su sistema inmunológico frente a las enfermedades más comunes como  el catarro o la gripe.

Casi todos estamos familiarizados con los hongos y sus poderes milagrosos y beneficiosos. Particularmente aquellos que han leído o escuchado muchos cuentos de hadas como Alicia en el país de las maravillas, o incluso aquellos que han jugado al videojuego de Super Mario.

Probablemente has visto setas que hacen a alguien más grande o que actúa como un escudo contra algún monstruo peligroso. Estas no son solo referencias a la cultura popular, sino que en realidad son representaciones simbólicas de los beneficios reales para la salud de los hongos. Realmente pueden hacerte más grande y protegerte contra enfermedades e infecciones, ya que están llenos de proteínas, vitaminas, minerales, aminoácidos, antibióticos y antioxidantes.

¿Qué son las setas?

Las setas son hongos comestibles con varios nombres científicos y su nombre de familia es “Agaricus”. Son esencialmente saprofitos, los organismos (plantas sin clorofila) que prosperan extrayendo nutrientes de materia vegetal y animal muerta y en descomposición. Varían enormemente en su color, textura, forma y propiedades.

Los hongos le proporcionan proteínas magras, ya que no tienen colesterol ni grasa y tienen muy pocos carbohidratos. La fibra y ciertas enzimas en ellos también ayudan a reducir los niveles de colesterol. Además, el alto contenido de proteína magra que se encuentra en ellos ayuda a quemar el colesterol cuando se digieren. Equilibrar los niveles de colesterol entre LDL o colesterol malo y HDL o colesterol bueno es esencial en la prevención de diversas enfermedades cardiovasculares como la aterosclerosis, el ataque cardíaco y el accidente cerebrovascular.

Menú